Territori Creatiu

RSS

General 25/08/2015 alumnesmaster

Alumnos Máster – Creación del espectáculo “Astillas”

Un espacio habitado. Lleno de aulas, pizarras y corredores. Dotado de un carácter definido por su uso en la actualidad. Pero entre sus numerosas habitaciones, muchas de ellas sin aparente acceso, se esconde historias esperando a ser redescubiertas.

Los alumnos del Máster de Creación en Artes de calle, en conjunto con la directora alemana Sigrun Frisch, iniciamos el proceso de resignificación de la Escuela Pía en Tárrega a través de una acción In Site. Con ello buscamos desenterrar las anécdotas que plasmaron su estructura y que parecen  haber sido olvidadas en el tiempo, pero que aún, de forma latente, siguen manifestándose de una manera u otra en la idiosincrasia targarina.

images

Muchos de nosotros, en especial a los que procedemos de Latinoamérica, nos vimos sorprendidos por  la imagen de una escuela catalana que  dista mucho de la realidad en nuestros países que no cuentan con un apoyo consistente en aspectos educativos.  Por lo que nuestra primera impresión estuvo conformada por el claro contraste entre ambos continentes.

La aproximación inaugural al espacio, estuvo llena de incertidumbre. Nos encontramos con decenas de habitaciones, corredores, compartimentos y almacenes. Sin embargo, no en todos los casos encontramos libe acceso a estos lugares del edificio. Algunas puertas estaban cerradas sin la aparente posibilidad de averiguar lo que escondían tras de ellas, pero pronto pudimos adentrarnos a estos rincones para dejarnos encantar por los ecos que aún producían las historias que ahí alguna vez acontecieron.

En una sesión de investigación que duró aproximadamente dos semanas, tuvimos la oportunidad de empaparnos entre los orígenes del edificio conformado también por una iglesia que conecta con la Escola Pía. La iglesia fue fundada en el año de 1227, aunque no precisamente en el lugar donde actualmente se encuentra. Tenía su sitio en alguna zona de los alrededores de Tárrega fuera de la zona amurallada donde fungía como un convento de monjas llamado “Convent de la Mercè”. Posteriormente, en el año 1452, el convento toma sede en el edificio actual.

Tàrrega (01)

La escuela, por su parte, fue fundada en 1884 a la llegada de la orden sacerdotal de los Escolapios. Es en este mismo año el rey de España otorga el título de ciudad a Tárrega.  Pidieron al ayuntamiento una serie de apoyos entre los cuales estaban tomar el convento de la Mercè como su sede, ayudas económicas y remodelaciones al edificio.  En 1936 los Escolapios fueron expulsados por un corto período de tiempo, algunos de ellos fueron fusilados.

IMG-20150810-WA0017

También rescatamos algunas anécdotas de personajes que vivieron alguna vez en el recinto.

Segismundo: Cabello blanco, piel roja, estatura baja. Fue un sacerdote que enseñaba a los alumnos de 6 años a aprenderse el Padre Nuestro en Arameo.  A modo de recompensa, les daba dulces si lograban recitarlo completo. Las personas lo recuerdan como una buena persona. Solía hablar sobre el amor hacia la madre, el valor de la muerte y el cielo. Murió de un ataque al corazón cuando se dirigía a la cocina por un vaso de agua a las 3 pm en 1996.

Josep María Comadran: En el área de los dormitorios tenía decenas de jaulas con pájaros. Jugador de futbol  en la primera liga profesional. La iglesia le prohibió seguir jugando. Se mudó a Olot en donde fue acusado de haber disparado un rifle. Dejó de ser sacerdote, se casó y se mudó a vivir a Francia.

El edificio carga dentro de sí, historias que no merecen la pena ser olvidadas. Con el espectáculo “Astillas” estamos en proceso de poder recordar aquellas anécdotas dotándolas de nuevos significados de acuerdo al contexto actual en el que las estamos contando.

Be Sociable, Share!

    Afegir un comentari

    Cerca al web

    ×